2013

Jaime Campos fue reelegido por unanimidad como Presidente de AEA

En día de hoy se realizó la Asamblea Anual Ordinaria de la AEA – Asociación Empresaria Argentina, la cual reeligió por unanimidad a Jaime Campos como Presidente de la entidad.

En la oportunidad, Jaime Campos expresó la “aspiración de que, cuanto antes, se restablezca plenamente la paz social en todo el territorio de nuestra Nación”, y señaló que “durante 2014, AEA continuará trabajando articuladamente con otras entidades empresarias, y en permanente diálogo con la dirigencia política y social de nuestro país, en propuestas de políticas públicas que contribuyan al desarrollo económico y social de la Argentina.”

“Desde AEA consideramos que éste es un aporte imprescindible que debe realizar el empresariado, dado su papel central en la generación de riqueza y empleos, y una contribución al fortalecimiento de nuestra democracia, que celebra en estos días sus 30 años.”

Posteriormente, tuvo lugar el tradicional almuerzo de fin de año de AEA, en el cual disertó el Dr. Luis Alberto Romero acerca de la naturaleza e importancia del Estado en una república democrática. 

 

Córdoba – Terminar con el vandalismo

La Asociación Empresaria Argentina –AEA– solicita la urgente intervención de las fuerzas de seguridad y Gendarmería de la Nación y de la Provincia para detener el vandalismo en la Provincia de Córdoba.

La situación es extremadamente grave y se debe actuar de inmediato.

 

Un acuerdo sobre YPF sería un avance positivo en la relación con España y la Unión Europea

Ante la estatización de YPF, en Abril de 2012 AEA remarcó la necesidad de respetar las normas, procedimientos y formas de actuar que imperan en la comunidad internacional de naciones, considerando asimismo que la expropiación de una empresa privada debe considerarse un hecho de excepción y, de procederse a la misma, se debe hacer respetando rigurosamente la Constitución Nacional, que en su Artículo 17 requiere que sea por causa de utilidad pública calificada por Ley, y previamente indemnizada.

La no observancia de estos principios generó tensiones que tuvieron repercusiones negativas en la relación de Argentina con España y con la Unión Europea.

En este contexto, AEA considera positiva la iniciativa en marcha de presentar a Repsol una propuesta de acuerdo sobre YPF.

Esto es particularmente importante en momentos en que se inician negociaciones comerciales entre el Mercosur y la Unión Europea, en las que Argentina debe participar activamente, de modo de obtener acceso a nuevos mercados y ampliar los existentes con criterio de reciprocidad, asegurando resultados equilibrados en términos de creación de riqueza, empleos y bienestar para nuestro país.

 

El aumento de la presión fiscal sobre las empresas formales lesiona las inversiones y las actividades productivas

AEA considera muy positivo el ajuste del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias de los trabajadores formales. Este había quedado fuertemente rezagado, aumentando indebidamente la presión fiscal sobre estos trabajadores por efecto de la inflación. Debería implementarse un mecanismo automático de ajuste por inflación del mínimo no imponible.

Por su parte, las empresas formales han venido soportando en los últimos años un desmedido incremento de la presión fiscal, tanto por la falta de ajuste por inflación del Impuesto a las Ganancias, como por fuertes incrementos de gravámenes a nivel nacional, provincial y municipal.

En este marco, AEA considera muy negativos los nuevos impuestos a la distribución de utilidades y a la venta de acciones, que agravan una situación de excesiva y creciente presión fiscal sobre las empresas formales, haciendo inviables muchos nuevos proyectos de inversión y actividades productivas.

Jaime Campos – Presidente
Asociación Empresaria Argentina

 

Preocupación por el hostigamiento a LATAM

AEA expresa su preocupación por el hostigamiento que ha venido sufriendo en Argentina el grupo LATAM, que culmina en la imprevista y arbitraria orden de desocupar las instalaciones de mantenimiento que su filial LAN Argentina S.A. opera en el aeropuerto Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, terminando así de forma anticipada y unilateral el contrato respectivo, que tiene vigencia hasta Julio de 2023.

Esta medida afecta la previsibilidad, la seguridad jurídica y el respeto a los contratos en la Argentina, por lo cual tendrá un impacto negativo en las inversiones y puede producir la pérdida de gran cantidad de empleos calificados. Es contraria al espíritu abierto de nuestra Constitución, de proteger a todo aquel que quiera llevar adelante actividades económicas formales en la Argentina, garantizando el derecho a ejercer “toda industria lícita”.

La decisión antes referida limitará fuertemente la competencia existente en los servicios de transporte aerocomercial de cabotaje, afectando particularmente al interior del país. Esta medida ya está produciendo un perjuicio patrimonial al grupo LATAM, que está integrado por dos empresas de países hermanos: LAN (Chile) y TAM (Brasil), afectando de este modo las relaciones con estos países, y dañando la reputación internacional de la Argentina como consecuencia del trato discriminatorio a empresas extranjeras que invierten y crean empleos en nuestro país.

 

Grave desaliento a las inversiones

Para alcanzar el nivel de genuina prosperidad económica y social al que aspiramos los argentinos, se requiere un fuerte impulso a las inversiones por parte de las empresas pequeñas, medianas y grandes, a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

Cada decisión de invertir depende de las condiciones bajo las cuales se espera que la respectiva inversión se desarrolle en el futuro.

En este sentido, la vigencia del nuevo régimen de Mercado de Capitales constituye un grave desaliento a las inversiones en Argentina. 

El Decreto 1023/13, y la Ley 26.831 que éste reglamenta, recientemente puestos en vigencia, permiten a la Comisión Nacional de Valores intervenir de manera discrecional, y sin intervención judicial previa, a las empresas que participan en el Mercado de Capitales, remover a su conducción y nombrar nuevos administradores, tomando así pleno control de las mismas.

Esta facultad inconstitucional afecta las garantías del estado de derecho que son la base del derecho de propiedad, impulsa a que empresas cotizantes se retiren, y desalienta a que nuevas empresas ingresen al mercado de capitales.

Al alentar la salida y desalentar la entrada de más empresas, se promueve la involución del mercado de capitales, impidiendo así que se constituya en un importante factor de financiamiento de las inversiones.

Este nuevo régimen tendrá un fuerte impacto negativo, incluso más allá del mercado de capitales, ya que daña severamente la previsibilidad, la seguridad jurídica y la percepción de la vigencia del estado de derecho.

Estas son condiciones absolutamente necesarias para impulsar las inversiones productivas, cruciales para el desarrollo y el crecimiento económico de nuestro país.