Return to site

El aumento de la presion fiscal sobre las empresas formales lesiona las inversiones y las actividades productivas

AEA considera muy positivo el ajuste del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias de los trabajadores formales. Este había quedado fuertemente rezagado, aumentando indebidamente la presión fiscal sobre estos trabajadores por efecto de la inflación. Debería implementarse un mecanismo automático de ajuste por inflación del mínimo no imponible.

Por su parte, las empresas formales han venido soportando en los últimos años un desmedido incremento de la presión fiscal, tanto por la falta de ajuste por inflación del Impuesto a las Ganancias, como por fuertes incrementos de gravámenes a nivel nacional, provincial y municipal.

En este marco, AEA considera muy negativos los nuevos impuestos a la distribución de utilidades y a la venta de acciones, que agravan una situación de excesiva y creciente presión fiscal sobre las empresas formales, haciendo inviables muchos nuevos proyectos de inversión y actividades productivas.

Jaime Campos – Presidente
Asociación Empresaria Argentina

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly